Tengo sueño todo el día, ¿cómo saber si tengo alguna enfermedad?

La somnolencia excesiva durante el día (sensación de sueño o cansancio a pesar de haber dormido) puede tener muchas causas, desde una mala higiene del sueño, imposibilidad para mantener un sueño profundo o padecer de alguna enfermedad asociada al sueño, como lo es la apnea de sueño.

La apnea del sueño puede presentarse a cualquier edad, tanto en mujeres como en hombres. Sin embargo, hay personas con mayor riesgo que otras según sus características. Conoce aquí quienes tienen mayor riesgo de tener apnea del sueño. La sospecha se basa en la presencia de los principales síntomas que son los ronquidos, las pausas respiratorias y el cansancio excesivo. En algunas ocasiones, se puede presentar solamente con sensación de cansancio excesivo sin la aparición de otros síntomas, sobre todo en adultos mayores.


Para ayudar a la decisión de realizar estudios especializados de sueño, se han desarrollado cuestionarios que evalúan la probabilidad de presentar algún trastorno respiratorio asociado al sueño. Entre los más utilizados, por su sencillez y facilidad de aplicación, tenemos la Escala de Somnolencia de Epworth y el cuestionario STOP-BANG.


Escala de Somnolencia de Epworth


Es un cuestionario que evalúa de manera subjetiva la somnolencia (sueño excesivo que no es normal). Calcula la probabilidad de quedarse dormido ante diversas situaciones ambientales.

Si el resultado es mayor a 7 puntos, sugiere que la somnolencia puede ser debida a algún trastorno del sueño y requiere mayor evaluación médica.

STOP BANG


Es un cuestionario que evalúa de manera objetiva el riesgo de tener apnea del sueño.

Es un acrónimo en ingles que toma en cuenta características como los ronquidos, la edad, el sexo, el peso, la circunferencia del cuello, si sufres de alguna enfermedad asociada como hipertensión arterial y si hay datos de apnea como cansancio, ronquidos o pausas respiratorias.

Una calificación de más de 2 respuestas positivas indica riesgo de tener apnea del sueño y es necesaria una mayor evaluación médica.


Evalúa tu riesgo con estos cuestionarios aquí.