• Dra. Amaranta Pernett

¿Cómo sé si mis ronquidos son debidos a una enfermedad?

Todos podemos roncar en ciertas ocasiones, sobre todo bajo ciertas condiciones que relajan los músculos de nuestra garganta o evitan el paso del aire por la vía aérea, como cuando tenemos congestión nasal, resfriados o estamos muy cansados. Sin embargo, debemos diferenciar los ronquidos esporádicos de alguna enfermedad con mayores implicaciones para nuestra salud, como lo es la apnea del sueño.


Puedes realizarte una autoevaluación para determinar qué tan importantes son las manifestaciones de tus ronquidos y qué consecuencias tienen en tu salud. Hazte las siguientes preguntas:


¿Cuándo comenzaste a roncar? Para determinar si es un problema crónico o que ha empezado repentinamente. Nos podría ayudar a definir alguna causa como obstrucción o congestión nasal aguda o un problema más crónico.


¿Roncas todas las noches? Nos ayuda a definir si eres un roncador habitual o solo roncas ocasionalmente, determinando el riesgo de tener enfermedades asociadas al sueño.


¿Hay algo que empeora tus ronquidos? en ocasiones la posición al dormir puede producir ronquidos, sobre todo al dormir boca arriba, ya que los tejidos de la garganta por gravedad pueden obstruir parcialmente la vía aérea. El consumo de alcohol y medicamentos sedantes pueden producir o empeorar los ronquidos ya que relajan los músculos de la garganta.


Por otro lado, ¿Algo mejora los ronquidos? los cambios de posición, hacer una buena higiene del sueño puede ayudar a mejorar los ronquidos.


¿Te han dicho que dejas de respirar, jadeas o haces pausas respiratorias mientras duermes? Cuando ocurre una obstrucción muy importante o completa de la vía aérea puede ocurrir un silencio ya que como no entra aire, no se producen los ronquidos. Durante estas pausas, el cerebro detecta que no hay suficiente oxígeno y te despierta para que tus músculos se vuelvan a activar y empieces a respirar nuevamente, produciendo un jadeo fuerte hasta que nuevamente empiezas a dormir y los músculos se vuelven a relajar, retornando los ronquidos. Esto puede ocurrir varias veces durante el sueño, dependiendo de la gravedad de la enfermedad.


¿Te despiertas frecuentemente en las noches? Las pausas respiratorias producen despertares frecuentes y fragmentación de nuestro sueño. En ocasiones produce ganas de orinar durante toda la noche (nicturia) que no está asociada a problemas de la próstata.


¿Te han dicho que cuando te estás quedando dormido tu respiración cambia? Cuando nos estamos quedando dormidos, los músculos de la garganta se relajan y las personas con tendencia a la apnea del sueño suelen presentar cambios en la respiración durante este periodo.


¿Tienes sueño excesivo en el día? Los ronquidos y las pausas respiratorias pueden alterar el sueño y producir un cansancio excesivo en el día a pesar de haber dormido varias horas.


¿Has aumentado de peso? El aumento de peso provoca aumento de grasa a nivel de la garganta y debilidad de los músculos de la faringe, empeorando los ronquidos y aumentando el riesgo de apnea del sueño.


Si al hacerte estas preguntas notas que tus ronquidos pueden ser anormales, es necesario recibir una evaluación médica para definir la causa de los ronquidos e instaura el tratamiento adecuado.



© 2020 Creado por CEDITER.