• Dra. Amaranta Pernett

Viajar con apnea del sueño. Sigue estos consejos para disfrutar de tu viaje.

Para que el tratamiento de la apnea del sueño sea efectivo, debe utilizarse cada vez que dormimos, es decir, durante la noche, tomando siestas e incluso cuando nos vamos de viaje. El tomar vacaciones no significa que también tomamos vacaciones del tratamiento.


Recuerda que durante el tiempo que no uses el equipo de CPAP, los síntomas de apnea del sueño, como ronquidos y somnolencia pueden regresar, alterando tu sueño y bienestar.


Sin importar el motivo de tu viaje (vacaciones o negocios), sigue estos consejos para continuar un tratamiento efectivo y adecuado.


La mayoría de las aerolíneas permiten el equipo de sueño como equipaje de mano sin necesidad de llevar una receta médica. Sin embargo, es prudente que te asegures con tu línea aérea sobre las restricciones particulares en el avión y en el lugar de destino.


Puedes llevar tu equipo habitual de CPAP a tus viajes. Algunas marcas de CPAP tienen equipos diseñados específicamente para viajes que podrías utilizar si eres una persona que viaja frecuentemente y prefieres viajar con un equipo más pequeño. Siempre es recomendable consultar con tu médico sobre los equipos de CPAP de viajes para determinar si son de utilidad en tu caso en particular.




Si viajas por tierra como conductor

  • Evita conducir largas distancias, recuerda que puedes tener somnolencia excesiva si no has descansado bien y podrías tener un mayor riesgo de accidentes.


  • Toma descansos al volante si los viajes son largos. Es mejor fraccionar las distancias y tomar descansos programados. También puedes compartir el volante con otro conductor para evitar pasar muchas horas conduciendo tu vehículo.


  • Evita comidas copiosas en el camino. El estómago muy lleno puede provocar malestar o aumento del cansancio y somnolencia. Mejor come comidas ligeras o detente a comer y descansar en varias ocasiones.


  • Evita conducir de noche. Durante la noche nuestro estado de alerta está disminuido, predisponiendo al cansancio y aumenta el riesgo de accidentes.


Si viajas en avión

  • Recuerda las medidas de protección durante el viaje. Es posible que debido a las medidas de prevención de enfermedades respiratorias, las aerolíneas tengan restricciones sobre el uso de equipos de CPAP y humidificadores, por lo que es necesario informarte previamente al viaje con la aerolínea en la que viajarás sobre las recomendaciones y restricciones durante el vuelo.


  • Por protección a los demás pasajeros, es recomendable no usar el equipo de CPAP durante los viajes en avión. Una vez en tu lugar de destino, debes retomar tu tratamiento.


  • Si en tu caso en particular requieres el uso de un CPAP incluso durante el vuelo y en la aerolínea está permitido usar el equipo de CPAP entonces recuerda:

  1. Llevar el equipo en el equipaje de mano.

  2. No usar el humidificador y colocarte una mascarilla de protección sobre tu mascarilla nasal u oronasal, para evitar al máximo la aerosolización de partículas.

  3. Llevar una batería de repuesto si el viaje es largo.

  4. Llevar la prescripción médica si tu aerolínea te lo solicita.


En todos los viajes

  • Asegúrate de empacar todos los accesorios.

  • Verifica que la corriente en el lugar de destino sea compatible con tu equipo, sobre todo al viajar a diferentes países.

  • Mantén la higiene de sueño incluso en vacaciones. Esto incluye tener un horario regular para dormir y despertarte.

  • Continúa la limpieza habitual del equipo incluso de vacaciones.

  • Si viajas a lugares con temperaturas muy frías o secas, es posible que debas ajustar el nivel de humidificación de tu equipo. Puedes llevar solución salina nasal para usar en el avión o en tu destino si el aire es muy seco y te molesta la nariz al usar el equipo.


Y lo más importante, organízate con antelación. Consulta a tu médico sobre las recomendaciones previas al viaje y, ante todo, disfruta tu viaje de la mejor manera.


© 2020 Creado por CEDITER.