top of page

¿Eres parte del grupo de mayor riesgo para desarrollar apnea del sueño? Descúbrelo aquí

La apnea del sueño es una enfermedad que puede presentarse en cualquier persona y a cualquier edad, pero hay ciertos factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de desarrollarla. Por eso, es importante estar alerta para detectarla a tiempo y comenzar un tratamiento adecuado.


  1. Sobrepeso u obesidad: El exceso de peso en la zona del cuello puede provocar una presión adicional sobre las vías respiratorias, lo que puede aumentar el riesgo de obstrucción durante el sueño.

  2. Ser hombre: Los hombres tienen un mayor riesgo de desarrollar apnea del sueño que las mujeres.

  3. Edad avanzada: La edad avanzada es un factor de riesgo para la apnea del sueño, ya que los músculos de la garganta pueden perder su tono y las vías respiratorias pueden estrecharse.

  4. Diabetes: La diabetes puede aumentar el riesgo de apnea del sueño debido a los cambios en el metabolismo y la capacidad del cuerpo para regular el azúcar en la sangre.

  5. Hipertensión arterial: La hipertensión arterial se relaciona con un mayor riesgo de apnea del sueño, ya que la presión arterial elevada puede estrechar las vías respiratorias.

  6. Menopausia (en mujeres): Los cambios hormonales durante la menopausia pueden aumentar el riesgo de apnea del sueño en las mujeres.

  7. Enfermedades del corazón como la falla cardiaca: Las enfermedades del corazón pueden aumentar el riesgo de apnea del sueño debido a la acumulación de líquido en los pulmones y la disminución del flujo de aire.

  8. Tener el cuello corto y ancho: Las personas con cuellos cortos y anchos tienen un mayor riesgo de apnea del sueño debido a la presión adicional que se ejerce sobre las vías respiratorias.

  9. Consumo de alcohol y sedantes: El consumo de alcohol y sedantes puede provocar una relajación excesiva de los músculos de la garganta, lo que aumenta el riesgo de obstrucción durante el sueño.

  10. Fumar: Fumar puede inflamar y estrechar las vías respiratorias, lo que aumenta el riesgo de apnea del sueño.

  11. Enfermedades pulmonares crónicas: Las enfermedades pulmonares crónicas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pueden aumentar el riesgo de apnea del sueño.

  12. Antecedentes familiares de apnea del sueño: La apnea del sueño tiende a ser hereditaria, por lo que tener antecedentes familiares de la enfermedad aumenta el riesgo de desarrollarla.

  13. Estrechez de vías respiratorias como amígdalas grandes u obstrucción nasal: La estrechez de las vías respiratorias puede aumentar el riesgo de apnea del sueño debido a la obstrucción del flujo de aire.

Si te encuentras en alguno de estos grupos de riesgo, es importante realizar un seguimiento médico adecuado para detectar la enfermedad a tiempo y comenzar un tratamiento adecuado para evitar las complicaciones a largo plazo que puede producir la apnea del sueño.

Comments


bottom of page