• Dra. Amaranta Pernett

¿Son necesarias las consultas de seguimiento una vez que empiezo a usar el equipo de CPAP?

El seguimiento médico es primordial para asegurar que el tratamiento está funcionando adecuadamente. Durante las consultas de seguimiento, el médico realizará una evaluación clínica y de los datos obtenidos de tu equipo de sueño. Algunas evaluaciones pueden ser realizadas por tele o video consultas.


Algunas de las características clínicas o médicas que se evalúan en la consulta son:

  • La calidad del sueño. Te pueden hacer preguntas sobre cómo es la calidad de tu sueño y evaluar las mejorías con el tratamiento.


  • Síntomas de apnea. La mayoría de los síntomas de apnea suelen mejorar a los pocos días de iniciar el tratamiento. Otros mejoran con el paso del tiempo, por lo que es necesario llevar un buen seguimiento periódico.


  • Síntomas asociados al tratamiento. El tratamiento puede tener algunos efectos secundarios que suelen ser leves y tratables, como molestias en la nariz o congestión.


  • Enfermedades asociadas. Evalúa el control o aparición de enfermedades asociadas a la apnea del sueño.


  • Control de peso. Un buen control del peso es necesario para mejorar la gravedad y los síntomas de la apnea obstructiva.


Evaluación de datos del CPAP


La evaluación de seguimiento también incluye el análisis de algunos datos objetivos para determinar si el tratamiento está actuando de manera efectiva.

  • Adaptación al tratamiento. Se mide la cantidad de horas al día que se usa el equipo de CPAP o si hay fugas en la mascarilla.


  • Tiempo de sueño. Cuántas horas al día duermes con el equipo comparado al total de horas de sueño.


  • Resolución de las apneas. Verificación de la resolución de las apneas con la presión indicada.


  • Presión necesaria para vencer las apneas.


  • Ajustes al tratamiento de ser necesario.


Frecuencia de las consultas

  • Estrecha durante el primer mes de inicio de tratamiento.


  • Evaluación mensual por síntomas asociados a la apnea o al tratamiento durante los primeros meses.


  • Seguimiento programado dos veces al año en pacientes con buena adaptación al tratamiento.


  • En cualquier momento si presentas nuevos síntomas o empeoramiento.